Comparte el post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Siendo adulta, aún recuerdo como en el colegio me aburría enormemente en algunas asignaturas cuando los profesores nos explicaban algunas lecciones y nos mandaban ejercicios. Pero también recuerdo que en ocasiones esa metodología se salía fuera de lo común: un acertijo en clase de matemáticas que supuso que nuestros cerebros ardieran durante días, la explicación de la fotosíntesis a través de unas plantas que cuidábamos entre todos y el cómo te ponías en los zapatos de los personajes del libro que te tocaba leer, y lo que disfrutabas con ello.

También recuerdo que no a todos se nos daban bien en la misma medida esas actividades, pero a veces esos ejercicios o esa forma diferente de explicar hacía que comprendieses mejor las cosas y te sentías bien por ello. Y lo más importante es que, en tu mente de niño, sabías que eras bueno en algo y eso te hacía sentir bien.

Hemos escuchado a muchos padres con hijos e hijas con TDAH que afirman que éstos últimos son muy buenos o incluso brillantes en algunas materias o asignaturas en la escuela, sin embargo en otras presentan bastantes dificultades. Ésto se explica en cierta medida a que todos tenemos capacidades diferentes y por tanto distintas formas de aprendizaje.

En este sentido, la Teoría de las Inteligencias Múltiples nace de la mano de Howard Gardner como alternativa al concepto tradicional de inteligencia, reconociendo la existencia de diferentes formas de estudio y comprensión de la realidad, lo que supone que la persona no tiene una única forma de inteligencia, sino una serie de capacidades y habilidades en diferentes campos o materias.
En concreto, Gardner propone 8 tipos de inteligencias relacionadas con una serie de habilidades específicas y distintas vías de aprendizaje.

Fuente: Fundación CADAH
Fuente: Fundación CADAH

De este modo es lógico pensar que, postulando a favor de esta teoría, la metodología que puede ser válida para un niño no tiene porqué serlo para otros que posean habilidades y capacidades diferentes.

¿En qué sentido afecta esta teoría a niños y niñas con TDAH?

Gardner apunta a que el modelo tradicional de educación está muy centrado en los conocimientos relacionados con el área del lenguaje, procesamiento fonológico y razonamiento lógico-matemático en detrimento de otro tipo de inteligencias o habilidades.
Los niños y niñas con TDAH pueden presentar ciertas dificultades en áreas como la lectoescritura o la capacidad de abstracción necesaria para hacer uso de la lógica, y algunas metodologías tradicionales para desarrollar estas áreas no se adaptan a sus necesidades y/o habilidades.

telescope-83799_960_720

La aplicación en el aula de la teoría de las inteligencias múltiples abre un horizonte a nuevos procesos de aprendizaje que se orienten a desarrollar las capacidades de los alumnos, pues usando sus habilidades innatas se agilizan dichos procesos y se aumenta la motivación.

¿Cómo pueden potenciarse las inteligencias múltiples dentro del aula?

  • Verbal : A través de la escritura creativa (cuentos, poemas,etc.), lectura grupal, conferencias y debates, creación de un periódico/radio, contar historias, presentaciones orales, creación de slogans.
  • Visual-espacial: Uso de gráficos, mapas, etc., diseño de infografías para clase, creación de murales interactivos, diseño de logos, creación de videos, explicación a través del dibujo, escultura.
  • Cinética-corporal: Utilización del movimiento como explicación, dramatizaciones, uso del deporte y la actividad física.
  • Lógico-matemática: Retos y experimentos, acertijos, creación de lineas temporales, uso de analogías, juegos de estrategia, dar la oportunidad de que realicen hipótesis antes  de explicar un tema, juegos de lógica y construcciones.
  • Musical: Creación de ritmos, juegos musicales, presentaciones con música.
  • Intrapersonal: Autoevaluaciones, creación de blogs como diario personal, autorretratos, planteamientos filosóficos, proporcionar tiempos y espacios para la creación de proyectos e ideas.
  • Interpersonal: Organización de actividades grupales, organización de eventos, debates, presentar problemas desde diversas perspectivas, crear en clase un equipo de mediación.
  • Naturalista: Categorización de datos, comparación de fenómenos naturales y sociales, excursiones y explicaciones en el medio natural, observación de fenómenos naturales, creación de huertos.

Sigue leyendo...

Concienciación en salud mental

TDAH y Dislexia: principales claves de la comorbilidad.

TDAH y dislexia pueden ser trastornos comórbidos. La comorbilidad se refiere a la presentación en un mismo individuo de dos o más trastornos distintos. Cuando